No lo vi venir

Que levante la mano el que a mediados de enero preveía la que se nos venía encima… Todos, TODOS, y digo to-dos hemos fallado, porque los indicadores estaban ahí, y quiero ser el primero en entonar el mea culpa, no lo vi venir. Aquí un breve resumen de cómo empezó todo:

  • 31 de diciembre primer caso en Wuhan
  • 23 de enero bloqueo de la ciudad China
  • A finales de enero primeros casos en Italia
  • 30 de enero primer informe del CSIC al gobierno de la virulencia del virus
  • 31 de enero primer caso en España, 9.700 en China y más de 200 muertos.

Y es que en un sistema tan globalizado, lo que le ocurra a un mercado le afectará al resto, aunque el virus se hubiese quedado aislado en China, nos habría afectado logísticamente y económicamente de todas maneras, con caída de empresas en las bolsas, falta de productos, y subida de precios por el aumento de la demanda…

De todo se aprende, en especial de los errores, y algo que he aprendido es que hay que estar más atento a todos los indicadores socio-económicos a nivel mundial, ya que nunca sabes por donde te va a venir el siguiente golpe.

“El leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo.” 

Proverbio Chino

Quizás alguno diría, “Tampoco habría servido mucho preverlo con 1 mes y medio de anticipación”… pero yo creo que cuanto antes se conozcan (o se intuyan) los posibles cambios, antes puedes prepararte. Por ejemplo, ¿Qué habría hecho yo por departamentos si lo hubiese previsto?

  •  Conectividad: Asegurar un sistema de teletrabajo eficiente para todos los responsables de departamentos y empleados de oficina, así como red de colaboración en la nube para todos los compañeros. Así como auditar la web de venta on-line para fortalecer la infraestructura y evitar cualquier posible fallo.
  • Recursos Humanos: Establecer un plan de acción para posible eventualidad en la que se deba trabajar por turnos con reducción de plantilla, asegurando que todos los puestos son asumibles por otro compañero (al menos las tareas básicas), y distanciar los puestos de trabajo.
  • Seguridad e higiene: adquisición con tiempo de equipos de protección individual, mascarillas, guantes, gafas, geles desinfectantes, así como reforzar la limpieza de las instalaciones, ordenadores, y teléfonos.
  • Administración: reducir a la mínima expresión el uso de documentación impresa, que nadie comparta papeles, bolígrafos, etc…
  • Finanzas: Contratar un seguro de caución para asegurar el cobro de la facturación. Así como revisar el calendario de pagos con previsión a 6 meses para poder hacer frente a los mismos de la mejor forma posible sin descapitalizarse ante cualquier imprevisto radical.
  • Compras: Hacer acopio de productos de alta rotación para un suministro de 6 meses, y negociar con los proveedores carencia de pago, o descuento por pronto pago.
  • Ventas: Ofrecer descuentos atractivos por pronto pago, y por lotes en pedidos cerrados antes del 15 de febrero.
  • Logística: inventario general, y protocolos de desinfección de paquetería.

Pero como se suele decir, a toro pasado todos somos toreros…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Torres Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios ionos.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.