Ambición sí, pero en su justa medida

motormeetings

Publicado en la wewww.infotaller.tv

Los idiomas son muy curiosos y están ligados a la cultura de cada sociedad que lo usa. Cuando creces y aprendes tu lengua materna, das por sentado que el resto serán igual, solo que cambiando una palabra por otra, pero luego te enseñan en el colegio otros idiomas y te das cuenta de que cada uno tiene su idiosincrasia y que las que tienen una base latina como el castellano, el portugués o el catalán son muy similares, pero si los comparas con el inglés, suomi, euskera o japonés no tienen nada que ver.

Para decir lo mismo, unos usan más palabras, otros menos, algunos cambian el orden o tienen una sola palabra para expresar esa frase y los hay que incluso en ocasiones es imposible decirlo en esa lengua porque en su cultura no se contempla esa situación. De igual modo pasa a la inversa, en el castellano no se puede decir con una palabra lo que en otras sí lo hacen, o incluso si lo traducimos literalmente requiere una explicación posterior.

Hay una expresión en inglés que me llama la atención, no por lo macabra, sino por el uso que se le da en el mundo empresarial: “Ha nacido muerto”. Para decir esto, nuestros colegas ingleses usan una sola palabra “stillborn” la cual hace referencia a la trágica situación que por desgracia en ocasiones ocurre, pero que también se dice de un proyecto que desde su inicio estaba destinado a no prosperar.

¿No os ha ocurrido tener una idea de proyecto/empresa/servicio que ya desde sus inicios tenía retractores y factores en contra, pero continúas, y cuanto más avanzas, más complicado se pone, y más se enreda, y al final llegas a un punto en el que hay que decidir “se han invertido X horas y X € y no va a salir como queremos, o seguimos hasta el final y aceptamos el churro que nos va a salir, o cancelamos el proyecto”? Pues eso mismo les ha pasado a Motormeetings

Cuando llegó la pandemia e Ifema, en lugar de acoger a empresarios, comerciales y azafatas, pasó a albergar a médicos, enfermeros, celadores y pacientes de Covid, todos sabíamos que durante una larga temporada se habían terminado las ferias como las conocíamos. Lógicamente el calendario ferial, no solo de nuestro sector sino a nivel mundial, se fue a hacer puñetas, y las juntas de dirección de cada evento tuvieron que replanteárselo, entre ellas, Automechanika, EquipAuto y Motortec.

La todopoderosa alemana tomó la decisión de retrasar un año su evento de Frankfurt, la parisina al ver que los germanos se agendaban un mes antes que ellos también se retrasaron otro año y Motortec vio una oportunidad, que con un poco de suerte (y si los astros se alineaban) retrasando tan solo un par de meses el evento, podrían realizarlo de un modo hibrido, sin pabellones repletos de luces y color, pero sí con conferencias, cursos, reuniones, etc. Convirtiéndose de este modo en los primeros del sector en Europa.

He de reconocer que en un primer momento aplaudí su decisión estratégica y, a priori a un año vista, era plausible contemplar ese evento, pero también tenía mis recelos hacia la parte física. Los que me conocen personalmente saben que una frase que digo habitualmente es “hay que tener fe”, porque procuro no perder la esperanza por muy mal dadas vengan… pero la realidad siempre se impone y cuando después del verano ves cómo se disparan los contagios y llega la segunda ola y la tercera… son muchos avisos (y de importancia) para decidir con suficiente antelación (incluso antes de navidad) que “Motormeetings será solo virtual”, decisión que se ha tomado en abril, a pocas semanas del evento con toda la inversión y tiempo dedicado por parte de todos los ponentes y participantes.

Señores de Motortec, lo lamento, pero como dirían los ingleses, Motormeetings presencial había nacido muerto.

Solamente me queda invitar a todo el sector a la asistencia virtual, y desear que sea todo un éxito, en el fondo todos estamos ávidos de nuevos tiempos, de volver a vernos, estrecharnos las manos y ver cómo el mundo no se ha parado, que los ingenieros han seguido desarrollando nuevas tecnologías, que los fabricantes continúan sacando novedades al mercado, que sigue habiendo inversión a pesar de todo, y que dentro de poco, todo esto será un mal sueño.