5 consejos para convertir la crisis en una oportunidad

Publicado en Infotaller.tv

Desde hace miles de años, el hombre ha querido medir el tiempo, aunque siempre sin mucho éxito, la prueba es que el calendario que usamos debemos reajustarlo cada cuatro años, y el 2020 será uno de esos… un año de reajuste, un año que habrá que reconfigurar ciertos parámetros para que todo vuelva a encajar en los siguientes años venideros, y como podéis imaginar, no solo me refiero a añadir un día más al mes de febrero.

Con el invento del cálculo del tiempo, y del calendario, llegó “el fin de año”, un momento creado para hacer balance, poner los contadores a cero, y tener una nueva oportunidad para hacerlo mejor (o esa es la idea)… y aquí estamos, final de año y al frente un año de reajuste, con un día más, una oportunidad más larga para volver a intentar hacerlo mejor, y sentar las bases de un futuro prometedor (o esa es la idea)…

Como expuse en mi anterior artículo, el sector del Aftermarket en España está pasando la mayor confluencia de factores negativos de la historia reciente, y tiene visos de durar 3 años más (los que quedan para que nos vayan llegando los coches que se vendieron después de la crisis), por lo que debemos aprovechar el 2020 para recuperar fuerzas, establecer un plan estratégico a varios años, y guardar energías, ya que cuando esta etapa termine los que la hayan superado saldrán como un Fórmula 1 en la parrilla de salida al apagarse los semáforos, y a los débiles que la crisis no haya tumbado puede que lo haga el pelotón en la primera curva, pero aquí no habrá Safety Car que nos ayude a terminar la primera vuelta…

¿Y como podemos prepararnos? Pues además de los consejos económicos típicos que hemos aprendido a la fuerza durante la gran crisis (controla tu stock, reduce gastos fijos, reduce tu dependencia de los bancos, optimiza recursos…) propongo hacer un plan estratégico para convertir este año de incertidumbre en una oportunidad.

Especialízate:
La especialización es uno de los pilares de la diferenciación, y esta de una estrategia ganadora. Una vez escuché una frase que por lo soez y bruta me marcó: “De tanto que sabes, sabes mie***a ”, disculpad la expresión pero creo que es la forma más directa para explicar el motivo de la especialización.

Si eres un profesional en tu sector, y quieres abarcar todas las áreas, al final no llegarás con fuerza a todas, y serás un profesional que sabe hacer muchas cosas, pero no es experto de nada…

El Aftermarket se subdivide en muchas ramas, y ser el mejor mecánico de una de ellas, o ser un recambista especializado en X que tiene o puede conseguir CUALQUIER artículo de esa familia de CUALQUIER vehículo en las mejores condiciones, te puede llegar a convertir en un referente en el sector, y un eslabón indispensable que tu clientela te ayudará a mantenerte en pie si vienen tiempos malos.

Asóciate:
Ser libre e independiente ha resultado muy útil tiempo atrás a ciertos talleres o distribuidores que deseaban mantener la autonomía de su empresa, su alma incorruptible, la diferenciación (que antes comentaba), y la NO dependencia de las exigencias de un grupo en el que “recomienda” (dependiendo del caso, impone) ciertas acciones, compras, productos, etc…

Pero como le decía Dumbledore a Harry Potter: “Tiempos difíciles y oscuros nos aguardan, pronto deberemos elegir entre lo que es correcto y lo que es fácil”… Aunque una asociación en cualquiera de sus formas (grupo, sociedad, colaboración, join-venture, …) va a provocar un porcentaje de pérdida de control de la empresa, ésta se debería compensar con otros beneficios que solo nunca se conseguirían (dependiendo del caso: información, condiciones, acceso a proveedores, a gama de productos, campañas de marketing, software, asesoramiento…)

Fórmate:
“Cuando el futuro llegue, que te pille preparado” es una máxima que, en este sector, con un nivel tecnológico tan alto, no deberíamos quitarnos de la cabeza.

Las nuevas tecnologías hace tiempo que dejaron de ser “nuevas”, y ya están llegando a los talleres mecánicos independientes. Tú, Mecánico, ¿Estás listo para repararlas?, y tú, distribuidor, ¿Sabes lo que tu cliente va a necesitar y puedes conseguir los recambios adecuados sin acudir al servicio oficial?… ¿y vuestros empleados? 

Destinar parte del presupuesto a formación NUNCA será un gasto, sino una inversión.

Cuida de tu equipo:
Al hilo del punto anterior, los empleados son el mayor activo de una empresa de nuestro sector, los conocimientos técnicos y específicos de la automoción, así como las peculiaridades del sector hace a los profesionales de nuestras empresas únicos en el mercado laboral. Y ni que decir tiene hablar de las relaciones humanas que ellos establecen con los clientes y colaboradores. En una época en la que precios, calidad y servicio son equivalentes entre competencia, la relación interpersonal es la que marca la diferencia. Por ello y por muchos otros motivos, cuidar e invertir en el mayor activo de una empresa nunca debe verse como un gasto, y no habría que ponerle límites. 

Si tú cuidas de tus empleados, ellos cuidarán de tus clientes” Richard Branson.

Invierte en tu empresa:
Guarda siempre un % de tus beneficios para reinvertirlo en la empresa. Uno de los secretos del éxito de Amazon es que casi la totalidad de los beneficios de la empresa no los reparte entre los accionistas, sino que lo reinvierte en la propia empresa. Y en nuestro sector siempre hay puntos de mejora tecnológica. (Equipos de taller, Inteligencia Artificial para gestión de stocks, apps y webs para estar más cerca del cliente, tecnología aplicada al empleado para hacer más fácil su día a día…)

Esa inversión, junto a la formación del personal, focalizada en la especialización, con apoyos externos de un grupo que te respalde y te ayude a conseguir mayor margen de beneficio, podrá ayudar a la empresa a estar lista para cuando se apaguen los semáforos de la línea de salida (o esa es la idea) …

FELICES FIESTAS Y PRÓSPERA CRISIS DEL AFTERMARKET